foto por Eirik Rye

28 ene. 2011

Otra vez la noche

verónica habla de Poesía/
ya hace una veintena
de cigarrillos que no
nos acordamos de su nombre/

verónica saborea las palabras/
las envuelve con su tacto
oleaginoso/juega con el
vértigo/con lo eterno/

con la inmensidad/mientras
la noche nos esconde
sus huesos/porque nos roba/
de nuestra sangre es la noche/

ella nos da de comer/de noche
nos atrevemos a enfrentarnos
al gatito domesticado que
nos clava las uñas durante el día/

la palabra noche es
femenina/y no por azar
sino por acierto/como también
lo son otras como
luna/lluvia/mente/Poesía/
el sustantivo miedo tiene
forma de varón/por eso le llamamos
verónica/

verónica que habla de Poesía/
y no se da cuenta/
es la Poesía quien
la está hablando a ella/

12 ene. 2011

pero necesitamos apropiarnos de las cosas/
apropiarnos del fuego/
de los pastizales/
del musitar de la lluvia que ya es silencio/
de quevedo/ apropiarnos/
de un saxofón/
abril en París/
del sonido de las hojas del otoño/
robárselas al mundo
y esconderlas en un bolsillo compartido/


caminar por la plaza
y caminarla nuestra/
sentir el sudor en nuestras manos
y sudarlo nuestro/
necesitamos atarnos a las recetas médicas
y al púrpura
y a los versos ya amarillos
y a alguna mesa/
de algún bar/
de algún rincón/
de alguna ciudad/
y a las telarañas de los zócalos/
porque no confiamos en nuestros cuerpecillos humanos/
tan frágiles y susceptibles/
ya nos van quedando chicos/
y uno ya no sabe si cianuro/
o chocolate confitado/